Cómo limpiar la lechada: para que las líneas entre las baldosas queden como nuevas

Estar al tanto de cómo limpiar la lechada es esencial, ya sea que se trate de pisos o azulejos de pared. Es fácil mantener el azulejo en su mejor aspecto, pero la lechada puede resultar más difícil de manejar.

El problema con la lechada es que puede ser poroso y propenso a mancharse. Agregue a eso el hecho de que en el baño, particularmente, la atmósfera húmeda proporciona moho en las condiciones en las que prospera, por lo que puede manchar la lechada. Esto no solo se ve feo, sino que las esporas de esta molestia pueden ser malas para la salud de la familia.

Deja un comentario