Cómo diseñar un jardín sensorial: convierta su patio en un refugio relajante

¿Te preguntas cómo diseñar un jardín sensorial? Crear un jardín que estimule los cinco sentidos de la vista, el olfato, el oído, el tacto y el gusto es un proyecto gratificante. Te volverás más consciente de tu entorno y de tus respuestas a él, lo que te permitirá conectarte con la naturaleza. Esto puede mejorar su sensación de bienestar y promover sentimientos de calma y tranquilidad.

A la hora de diseñar un jardín sensorial existen dos posibilidades en cuanto a la distribución. Opte por una serie de interacciones con zonas separadas que estimulen cada uno de los sentidos, como sentarse junto a un estanque o disfrutar del sonido del viento en las hojas. Alternativamente, elija una experiencia multisensorial en la que interactúe con todo simultáneamente, como caminar por un camino de grava bordeado por coloridas plantas aromáticas y rozar con las yemas de los dedos el follaje.

Deja un comentario